Kundalini Pequeños Consejos Pranayama

Tomando conciencia de tu Respiración

31/01/2017

Tomando Conciencia de tu Respiración

El ejercicio de respiración que te presento hoy está extraído del Manual de Profesores de Kundalini Yoga de primer nivel de KRI (Kundalini Research Institute). Es muy importante que tengas conciencia de tu respiración. La mente y las emociones están ligadas directamente con ella, de tal forma que podríamos afirmar que quien controla su respiración controla su mente.

Uno de los primeros hábitos que debes controlar como practicante de Yoga es aprender a notar el estado de tu respiración y el flujo del Prana. Cualquier perturbación se manifestará en tus emociones y en tu cuerpo. Si aprendes cuál es su estado normal, aprenderás a notar dichas desviaciones y buscar acciones para corregirlas: Meditaciones, pranayamas, kriyas… Esto evitará que, por ejemplo, tomes decisiones incorrectas o incluso enfermes.

Cualquier afectación también puede ser provocada por factores externos, como personas de tu entorno, ambiente laboral, etc. El tomar conciencia de tu respiración abrirá tu intuición a estos factores y te será muy útil para tomar conciencia como, por ejemplo, otras personas te influyen. La meditación que te presento en este post es el punto de partida para la conciencia del Prana. Es la llamada Meditación en la respiración en el punto del ombligo.

La Meditación

Siéntate en postura fácil. Mantén la espalda bien recta aplicando un ligero jalandhar bandh o cerradura de cuello. Con los ojos cerrados, lleva tu mirada al al Dristi del Entrecejo.  Deja que tus manos descansen sobre las rodillas en Gyan Mudra o mantenlas en Postura de Oración en el centro del pecho, lo que te sea más cómodo. Deja que tu cuerpo se sienta en perfecto equilibrio y centra toda tu atención en la respiración.  Siente cómo se mueven las diferentes partes de tu cuerpo mientras respiras en un ritmo constante y meditativo. Conforme va pasando el tiempo, nota como cambia mientras continúas meditando.

Postura Fácil

Continúa con tu mirada en el entrecejo y a través de la frente centra tu atención en el área del punto del ombligo, justo debajo del interior del ombligo. Siente el movimiento y la energía vital de la respiración. Visualiza tu cuerpo con mucha luz. Al inhalar, la luz aumenta de brillo,  de extensión y de penetración. Deja que el aliento y la luz se fundan con el Cosmos. El cosmos y tú sois uno, siente que eres parte de esa inmensidad.

Observa los movimientos y cambios en la respiración, en el prana. No trates de alterarlo. Obsérvalo y aprende a notar tu línea base de prana (necesitarás algo de práctica para poder identificarlo) . Piensa que estás sensibilizando tu conciencia para notar el estado de energía y movimiento en tu prana.

La práctica de este ejercicio de meditación, además de ayudarte a tomar conciencia de la respiración, calmará tu mente y te ayudará a mejorar tu salud.

Espero que te sea de ayuda.

“Que el Eterno Sol te Ilumine, el Amor te Rodee, y la Luz pura Interior guíe tu camino.”

Sat Nam.

También te puede Interesar

Sin Comentarios

Escribir una réplica

HTML Snippets Powered By : XYZScripts.com