Kundalini Pranayama

Pranayama (III) – Respiración de Fuego

07/05/2017
Kapalabhati

Respiración de Fuego

Hoy sigo con la serie de posts dedicados a los Pranayamas. En Kundalini Yoga hay un pranayama de vital importancia, la Respiración de Fuego. Es muy simimar a la respiración energizante o Kapalabhati, que ya traté en un post anterior dedicado a las respiraciones utilizadas en Hatha Vinyasa.

 

La Respiración de Fuego

También es conocida como Agni Pran. Es un pilar dentro de la práctica del Kundalini Yoga, ya que se utiliza en innumerables Kriyas y en muchas posiciones o Asanas. Si practicas Kundalini, es importante que la domines para que te salga de forma automática. Lo encontrarás explicado en el Libro “Praana, Praanee Praanayam“, de Yogi Bhajan. Te lo recomiendo.

Es una respiración que se realiza de forma rápida, rítmica y continua. El tiempo de la inhalación es el mismo que la exhalación, y su frecuencia es de entre 2 y 3 ciclos de respiración completos por segundo.

Siempre se practica a través de la nariz con la boca cerrada, aunque hay variaciones que se hacen a través de la boca. Si es así, se especificará en la Kriya. Se realiza desde el punto de ombligo o plexo solar, contrayéndolo y llevándolo hacia tu espalda. La exhalación se realiza de forma poderosa a través de la nariz. En clase suelo decir que es como si quisieras apagar una vela soplando por la nariz.

La inhalación te saldrá de forma automática en el preciso instante en el que relajes los músculos abdominales, sin esfuerzo. El pecho deberás dejarlo relajado, no deberás mantenerlo rígido.

Empieza tu práctica entre 1 y 3 minutos para ir aumentando el tiempo de forma progresiva. Puede ser que inicialmente te marees o te falte el aliento. Si es así, para y tómate un tiempo. Es normal que al principio te cueste. Puedes tener sensaciones de hormigueos y aturdimiento, pero son completamente normales.  Son el resultado de la adaptación de tu cuerpo a la nueva respiración y la  estimulación del sistema nervioso que se realiza con esta técnica. Concentrándote en el dristhi del entrecejo puede ayudarte a aliviar estas sensaciones. A veces estos síntomas son el resultado de la liberación de toxinas y otros productos químicos.

No realices este pranayama si estás en tus días lunares o si estás embarazada.

Beneficios

  •  Elimina toxinas que se encuentran depositadas en los pulmones, mucosas, vasos sanguíneos y otras células.
  • Amplía la capacidad pulmonar.
  • Fortalece el sistema nervioso y combate el estrés.
  • Crea un equilibrio entre los sistemas nerviosos simpático y parasimpático.
  • Fortalece el punto de ombligo y el tercer chakra.
  • Aumenta la resistencia física.
  • Aumenta el suministro de oxígeno al cerebro, potenciando la atención, la inteligencia y el estado neutral de la mente.
  • Aumenta la alcalinidad de la sangre.
  • Fortalece el sistema inmunológico.

Practica este pranayama siempre que puedas. Te lo recomiendo. Espero que te haya sido de ayuda.

“Que el Eterno Sol te Ilumine, el Amor te rodee y la Luz Pura Interior guíe tu camino.”

Sat Nam.

También te puede Interesar

Sin Comentarios

Escribir una réplica

HTML Snippets Powered By : XYZScripts.com