Kundalini Salud y Yoga Yoga

La Glándula Pituitaria y el Yoga

04/10/2016

 

Derecho de autor: <a href='http://es.123rf.com/profile_woodoo007'>woodoo007 / 123RF Foto de archivo</a>

La Glándula Pituitaria

Continuando con la serie de posts en los que trato el Sistema Endrocrino, hoy le toca el turno a la que se conoce como la glándula Maestra: La Pituitaria (También conocida como Hipófisis)Dicho sobrenombre no es casual, ya que es la glándula que controla todo el sistema glandular, incluyendo la glándula Tiroides, Paratiroides, Suprarenales, Páncreas y glándulas reproductoras. Tiene el tamaño aproximado de una alubia y está situada debajo del hipotálamo en el centro del cerebro, a la altura de los ojos. En la imagen de cabecera te puedes hacer una idea de donde está.  Su situación la relaciona directamente con el sexto chakra o Ajna. Este chakra afecta nuestro crecimiento físico, mental y espiritual, pero lo más importante es que es el chakra que nos da la confianza necesaria para darnos la confianza y la intuición para que seamos realmente nosotros mismos.

Las personas que tienen poco desarrollada la glándula pituitaria a menudo experimentan sentimientos de aislamiento de los demás. Esto también da una señal clara de que esta glándula también es muy importante en nuestra relación con el entorno y los demás.

 

El Sexto Chakra

Símbolo y color del Sexto Chakra

Símbolo y color del Sexto Chakra o Ajna.

Como te he comentado antes, la glándula pituitaria y el sexto chakra tienen una relación directa. Está asociado a la intuición, imaginación, visualización, percepción y al mundo de los sueños. Quizá por eso, y por su ubicación, se conoce como el tercer ojo.

Si tienes un Ajna desarrollado, tendrás una fuerte capacidad de ver lo “invisible”, como si todo te viniera dado desde un estado de conciencia muy profundo. No necesitarás mucho tiempo al hablar con alguien o al vivir una situación para que te hagas una idea precisa al respecto. ¿De dónde viene este conocimiento?. Simplemente no lo sabes, te viene.

Por el contrario, si tienes un sexto chakra débil o desequilibrado, simplemente te vuelves rígido mentalmente hablando, tienes cero percepción, insensibilidad a tu entorno, poco poder de concentración, incapacidad para percibir el futuro….

Su Papel Espiritual

Debido a su gran importancia, no sorprende que el hecho de tener una pituitaria saludable se haya relacionado con el mundo espiritual por milenios. Su forma de piña se ha encontrado en muchas tradiciones antiguas, donde se asoció con la iluminación y la inmportalidad. En el Antiguo Egipto se veneraba hasta tal punto que incluso se conservaba de forma separada durante el proceso de momificación.

 

Activar la Glándula Pituitaria con Yoga

Sobre todo utiliza la meditación. Es la herramienta fundamental para trabajar el sexto chakra, y por consiguiente, la glándula pituitaria. Aquí te recomiendo que medites, sea cual sea la meditación. Pero si no sabes qué meditación hacer,  la que más te puede ayudar es la Kirtan Kriya, de la que ya te hablé en este post.

Yogi Bhajan también explicó una meditación específica para el sexto chakra llamada “To See the Unseen” (para ver lo invisible).  Está incluida en el libro Self Experience.  Aquí te explico cómo hacerla:

Siéntate en Postura Fácil, con tu columna recta. Dobla tu codo izquierdo de manera que la parte superior see-the-unseen-1de tu brazo esta cerca de las costillas y tu antebrazo y mano apuntan hacia arriba. Tu mano izquierda voltea al frente en Surya Mudra, con el dedo pulgar y dedo anular tocándose. El resto de los dedos apuntan hacia arriba. Estira tu brazo derecho al frente con la mano en copa, volteasurya-mudrando hacia arriba, como si estuvieras cogiendo gotas de lluvia. No dobles el codo. Cierra tus ojos y enfócate en el centro de tu barbilla. Respira lento, consciente y profundo.

Hazlo durante 11 minutos. Para terminar: Inhala, sostén la respiración 15-20 segundos, mientras estiras tu brazo derecho hacia el frente y contraes cada músculo de tu cuerpo. Exhala como cañón (por la boca).
Repite esta secuencia dos veces mas. Relájate.

Existen más meditaciones para este chakra.

Asanas

Vienen muy bien aquellas asanas que bajan la cabeza al suelo y aumentan el flujo sanguíneo hacia el cerebro. Se pueden incluir todas aquellas que te expliqué en el post de la glándula Pineal y la glándula Tiroides, pero destacaría la Vela o Sarvangasana, Postura de pez o Matsyasana,  postura del Bebé o asana Shishu y el triángulo o perro boca abajo. La postura de Vela deberás evitarla si tienes hipertensión, problemas oculares, la regla o problemas cervicales. Puedes hacer alguna alternativa, como colocar la espalda en el suelo y las piernas a 90 grados.

 

Kriyas de Kundalini Yoga

Existen diversas kriyas en Kundalini Yoga que te pueden ayudar a trabajar la Pituitaria. En la web libraryofteachings.com tienes una Kriya específica para trabajarla, llamada Pituitary gland series”Como podrás ver en la serie, existen varias asanas que buscan bajar la frente al suelo o por debajo del resto del cuerpo. El aumento de flujo sanguíneo es muy beneficioso para las glándulas superiores.

En el Libro “Praanaa, Praanee, Praanayam”, Yogi Bhajan recomienda varias kriyas que ayudan a desarrollar la Pituitaria:

  • Invocar un Estado Meditativo.
  • Kriya para potenciar y Controlar nuestro propio calibre.
  • Buddha Kriya.
  • Respiración en dos tiempos para estimular la Pituitaria: Dos tiempos inhalando por la boca, dos tiempos exhalando por la nariz.
  • Respiración en cuatro tiempos para construir la Intuición.

A continuación te presento una Kriya específica para la Pituitaria

Serie para la Glándula Pituitaria

Primer Ejercicio:

Kriya Pituitaria 1 - 3

  1.  Dobla la rodilla derecha con el pie completamente en el suelo. Extiende la pierna izquierda hacia atrás y coloca las manos en el suelo para mantener el equilibrio. Arquea la cabeza hacia atrás y mantén la posición, respirando lenta y profundamente durante 1 minuto. A continuación, realizar  respiración de fuego durante 2 minutos.
  2. Desde la posición anterior, lleva la rodilla derecha hacia el suelo y dobla el torso colocándolo encima del muslo. Coloca la frente en el suelo, estira la pierna izquierda  y descansa los brazos a los lados, con las palmas de las manos hacia arriba. Respiración lenta y profunda durante 3 minutos.
  3. Repite los ejercicios 1 y 2 con las piernas opuestas.
  4. Postura de Pinza: Colócate inclinado hacia adelante tal y como se indica en la figura. Si llegas coloPinzaca las manos en el suelo apoyando las manos. Respira larga y profundamente durante 3 minutos.
  5. Erradicador de Ego de Pie: Colócate tal y como indica la figura. A diferencia de otras kriyas que hemos visto con anterioridad, realizarás respiraciones largas y profundas durante 3 minutos. El ángulo es también diferente, ya captura-de-pantalla-2016-10-03-22-28-38que deberán colocarse los brazos a 30º.
  6. Triángulo o Perro Boca Abajo:  captura-de-pantalla-2016-10-03-22-31-13Mantente durante 3 minutos con respiración larga y profunda.
  7. Cobra: Para colocarte en dicha postura, relájate sobre el estómago durante 1 minuto. A continuación, junta los talones y las palmas de las manos en el suelo debajo de Cobralos hombros. Empuja hacia arriba y colócate como en la figura. Estira la cabeza y el cuello hacia atrás e inicia una respiración larga y profunda durante 1 minuto. A continuación, gira la cabeza de lado a lado, inhalando por la izquierda y exhalando hacia la derecha. Continuar durante 2 minutos. Inhala, aplica Mulbandh y exhala. Repite este ciclo 3 veces.
  8. Siéntate sobre los talones en postura de roca con las rodillas muy separadas, tal y como indica la figura. Lleva la frente hasta el suelo con las palmas de las manos apoyadas delante de las rodillas, estiracaptura-de-pantalla-2016-10-03-22-38-06ndo los brazos hacia arriba y hacia fuera como en un saludo al sol. Exhala y baja tocando con la frente hasta el suelo. Continuar durante
    3 minutos.
  9.  Yoga Mudra: Siéntate de nuevo en los talones esta vez con las rodillas juntas y los dedos entrelazados en la base de la columna vertebral. Lleva la frente al suelo y levanta los brazos hacia arriba en la medida de lo posible,  manteniendo la posición durante 3 minutos, con respiración larga y profunda.
    captura-de-pantalla-2016-10-03-22-40-53Finaliza con un relax.

Hasta aquí la pequeña introducción a la glándula pituitaria. Espero que te sea de ayuda.

“Que el eterno sol te ilumine, el amor te rodee y La Luz pura interior guíe tu camino”

Sat Nam.

 

También te puede Interesar

Sin Comentarios

Escribir una réplica

HTML Snippets Powered By : XYZScripts.com